¿El “fin del cáncer”? Sí, ha leído bien. Puede que esta cuenta atrás ya haya dado comienzo gracias a una revolucionaria terapia. Lo más increíble es que se basa en una idea simple y natural, como usted mismo podrá comprobar a continuación. 

Verá que la mejor arma contra el cáncer podría proceder del interior de uno mismo y comprenderá por qué eso lo cambia todo. 

La mejor arma contra el cáncer es natural

Sólo hay que tener en cuenta el siguiente principio: una célula cancerosa no es una célula normal, sino enferma. Nuestro organismo sabe que tiene el poder de atacar y destruir este tipo de células y por ello dedica mucho esfuerzo a detectarlas. 

Todos desarrollamos algún tipo de cáncer a lo largo de nuestra vida sin saberlo; nuestro sistema inmunitario consigue destruirlo antes de que lo percibamos. 

Por lo tanto, lo ideal es “enseñar” a nuestro organismo a identificar y tratar mejor esas células cancerosas. Se trata de lo que llamamos “inmunoterapia”y que hoy en día se presenta de dos formas: 

  • Inyección de moléculas inflamatorias que estimulan directamente la inmunidad (interferon, interleukine2). Son sustancias que inicialmente nuestro organismo produce de forma natural. 
  • Inyección de anticuerpos obtenidos por ingeniería genética o “anticuerpos monoclonados” (bevacizumab, cetuximab, etc.), dirigidos contra ciertas proteínas de las células cancerosas. 

Por desgracia, estas inmunoterapias también pueden tener efectos secundarios, a veces graves, aunque menos importantes que los de la quimio o la radioterapia. 

Así, la solución futura se encuentra probablemente en otra forma de inmunoterapia más natural y que no provoque ningún efecto secundario. 

¡El 100% de las mujeres con cáncer sobrevive! 

El principio es simple: tomar linfocitos de un enfermo de cáncer, cultivarlos para obtener un número mucho mayor, verificar que responden correctamente a la presencia del tumor y luego reinyectarlos en otro paciente. 

En otras palabras, consiste en tratar el cáncer movilizando las líneas de defensa de nuestro propio organismo después de haber multiplicado por diez su potencia de forma natural. Es lo que se llama “inmunoterapia autóloga”. Y sus resultados son sorprendentes:

  • En Japón, una síntesis de las donaciones de más de 1.400 enfermos demostró que aumentaba en un 30% la supervivencia en comparación con los tratamientos clásicos. (1)
  • En otro estudio, el 100% de las mujeres que se habían beneficiado de la inmunoterapia seguían con vida tres años después, frente a únicamente el 67,5% de aquellas que habían seguido un tratamiento clásico. (2) 

Estos resultados deben ser apoyados por nuevos estudios, pero ya representan una inmensa esperanza. 

Por otro lado, el funcionamiento de esta terapia la convierte en un método eficaz contra todo tipo de cáncer. Es probable que los avances científicos deriven en protocolos que únicamente utilicen inmunoterapia, sin quimio ni radioterapia adicional. 

¿El fin del cáncer? 

Sí, pero todavía hay que esperar un poco. 

Sin embargo, usted puede descubrir en este artículo del Salud AlterNatura del mes de febrero cuáles son las razones de peso que están retrasando la puesta en funcionamiento de la inmunoterapia. 

Hemos decidido hablarle de ello pese a la sensación verdaderamente desalentadora que deja. Lo hacemos porque creemos que esto no debe abatirnos, al contrario. Esto nos da a todos -a los lectores de Salud AlterNatura, a los ciudadanos apasionados por la salud, la medicina alternativa o a los simples enamorados de la vida- una meta común: dar a conocer estas terapias hablando de ellas en nuestro entorno, a nuestros allegados, a nuestro médico… para lograr así que los medios de comunicación se interesen por ellas, facilitando el trabajo de los grupos de investigación que desarrollan sus estudios en esta dirección. 

Afortunadamente las investigaciones continúan avanzado, ya lo verá. Puede que 10 años sea una cifra optimista, pero contiene también una idea bella y simple: ¡Lo lograremos! 

Este nuevo número de Salud AlterNatura que le propongo descubrir posee una densidad extraordinaria, como verá a continuación. ¡Y estos no son más que algunos ejemplos de entre la multitud de temas que abordamos en esta edición! 

Párkinson: enfermó tras beber… ¡té!

El párkinson es la segunda enfermedad neurodegerativa crónica más frecuente. Sólo la supera el alzhéimer. El 1% de la población sufre párkinson a los 65 años y esta cifra se doblará con toda probabilidad en los próximos años. 

Si atendemos al discurso oficial, las causas de esta terrible enfermedad son todavía desconocidas. Pero en realidad ya sabemos muchas cosas. 

Recientemente se descubrió en Taiwán la historia de un hombre que enfermó de párkinson después de beber té. En aquella bebida se hallaron trazas importantes de DDT, un pesticida todavía prohibido. 

Es tan evidente la implicación de los pesticidas en numerosos casos de párkinson entre agricultores que las autoridades sanitarias de algunos países ya lo reconocen como “enfermedad profesional” dentro del sector. (3) Los compuestos organoclorados, cuya peligrosidad se multiplica por diez cuando se asocian a determinados insecticidas y herbicidas, son los principales responsables. (4) (5) 

Medidas urgentes que debe adoptar en su casa 

Ahora puede comprender lo importante que es protegerse, sobre todo porque el lobby de los fabricantes de pesticidas ha conseguido ralentizar su prohibición. 

En el número de Salud AlterNatura de febrero encontrará medidas básicas que debe adoptar para mantenerse todo lo alejado que pueda de los pesticidas en su día a día: evitar el agua del grifo, comer alimentos orgánicos y reconocer las tres sustancias de las que debe huir tanto como le sea posible: el tetracloruro de carbono, el tricloroetileno y el percloroetileno, aunque hay otras. 

Debe controlar también el exceso de hierro. Estudios realizados en cerebros de enfermos de párkinson han mostrado acumulaciones de hierro, en particular en la sustancia negra (del latín locus níger), área cerebral que degenera progresivamente. 

En esta nueva edición de Salud AlterNatura podrá descubrir también un completo plan de combate contra el estrés oxidativo del cerebro, que le ayudará a proteger a las neuronas de su degeneración: 

  • Una dieta favorecedora del ácido úrico, dado que un nivel elevado se considera un factor de protección ante el párkinson. Sin embargo, no debe probarse si existe riesgo de padecer gota o diabetes. 
  • Consumir ciertos alimentos que reducen los riesgos de padecer la enfermedad de Parkinson o ralentizan la aparición de sus síntomas. Se trata de las grasas poliinsaturadas, en particular de la familia de los omega3 (la linaza, la colza, la nuez, la camelina…); los frutos rojos, ricos en flavonoides (la fresa, la frambuesa, el arándano…) y, asimismo, la canela de Ceilán, los pimientos y las plantas solanáceas (tomate, berenjena, patata…). (6) (7) (8)
  • Practicar actividad física. Con ejercicios de estiramiento o de equilibrio ya es posible mejorar los síntomas motores -equilibrio, flexibilidad, temblores-. Pero verá que hay una actividad en particular que permite mejoras aún más notables y duraderas. 

Artrosis de rodilla: cuando alguien le hable de cirugía

Hay mucha más información útil para su salud que podrá descubrir en esta nueva entrega de Salud AlterNatura. Especialmente aquellos que sufren artrosis y a los que les han sugerido operarse. 

Ante un caso de artrosis severa en la rodilla los médicos suelen aconsejar cirugía: extraer la parte del menisco dañado (una meniscectomía) o reparar el daño del cartílago (un desbridamiento). 

La cuestión demasiadas veces “olvidada” es: ¿con qué beneficio? Por suerte, hay investigadores que se han hecho la misma pregunta y han analizado diferentes estudios sobre pacientes sometidos a operaciones de este tipo. 

Como verá, los resultados son escalofriantes. 

Después de una tregua de varios meses, el dolor suele regresar siempre con la misma intensidad, generalmente un año después de la operación. 

Según los pacientes, esta intervención no tiene más efecto sobre el dolor que un simple paracetamol. Y en lo que concierne a la movilidad de la rodilla, tampoco logra ninguna mejora. ¡Y cuando lea el artículo verá que hay otros aspectos todavía más inquietantes! 

Una técnica increíble para dormirse

Le hemos avisado: el número de febrero de Salud AlterNatura viene cargado de información puntera sobre salud natural, tanto para advertirle de riesgos como para ofrecerle soluciones que puede aplicar en su vida cotidiana. Entre ellas, una relacionada con el sueño. ¡Descubra una forma realmente increíble de aprovechar al máximo su poder reparador! 

¡De haber conocido esta técnica, todas las siestas de mi vida habrían sido mucho mejores! 

Todos sabemos que la siesta es excelente. Yo sabía, además, que una “buena siesta” es una siesta corta (la NASA estima que la duración ideal de un sueño reparador para sus astronautas es de 15 ó 20 minutos).

Pero lo que nunca hubiera imaginado es que estos tres consejos tan chocantes pudiesen dar tal capacidad reparadora a la siesta: 

  • Beber una taza de café justo antes de echarse.
  • Elegir un entorno ruidoso (¡!).
  • Sostener en vertical un objeto metálico -por ejemplo, una regla- agarrada con su mano apoyada sobre una mesa (o cualquier otro soporte). 

Puede comprobar los efectos usted mismo. Verá cómo no se trata del método de ningún “iluminado” ni del último antojo de un gurú de moda. 

Los resultados son impresionantes: no sólo la sensación de fatiga disminuye notablemente, sino que además este tipo de sueño tiene un efecto beneficioso sobre la memoria, cuyas capacidades pueden llegar a multiplicarse ¡por cinco! 

Dieta frugívora: ¿qué efectos produce en el cuerpo?

Como siempre, en Salud AlterNatura no nos contentamos con publicar los resultados de los últimos estudios científicos. ¡Probamos los métodos y protocolos de los que hablamos y rendimos cuenta de ellos en nuestros artículos! Este mes, además, en un campo tan importante como el de la alimentación. 

“Conocí a un hombre que decía alimentarse exclusivamente de fruta, a excepción de una comida “normal” -aunque vegetariana- a la semana”. 

“Con 54 años tenía la morfología de un corredor de fondo que entrena a diario varios deportes. Su silueta, su abundante cabello y sus rasgos juveniles le hacían parecer fácilmente diez años más joven”. 

Estas son las primeras líneas del testimonio de una experiencia única que podrá leer en el número del mes de febrero de Salud AlterNatura. Nuestro colaborador Emmanuel Ducoq cuenta en primera persona cómo le fue siguiendo la controvertida -título bien merecido, como usted mismo comprobará- dieta frugívora. 

En el menú: intensa actividad física y eliminar todo tipo de alimentos de origen animal, granos, legumbres y, especialmente, aceites y grasas añadidas. Tampoco hay cabida para la sal, las hierbas o las especias. Nada más que fruta de calidad biológica, cruda pero madura, y algunos vegetales tiernos y de hojas verdes.

¡Adiós, batería de cocina! ¡Hola, cesta de la fruta! O más bien arcón de la fruta, porque he aquí todo lo necesario para un solo día: una docena de plátanos, cuatro mangos grandes, medio repollo chino, cinco kiwis, un kilo de calabaza y 30 g de nueces. 

Un cuerpo invulnerable (en apariencia) 

Usted podrá encontrar en este nuevo número de Salud AlterNatura el diario de a bordo de esta genial aventura: primera jornada, estado general después de tres días, cómo afecta a la digestión, el impresionante cambio físico después de varias semanas y la espectacular sensación de que el cuerpo se vuelve invulnerable. 

Verá cómo comen los frugívoros en verano, cómo el otoño es una estación propicia para un festín de manzanas, uvas y caquis… Pero, finalmente, descubrirá los dramáticos efectos que llegan un año después de comenzar esta dieta. 

En el mismo número de Salud AlterNatura del mes de febrero puede encontrar también: 

  • Eccema. ¿Ha probado las plantas drenantes como la saponaria, el pensamiento salvaje, el cardillo o la hoja de grosella negra? Se pueden consumir solas o mezcladas tras un secado de uno a dos meses. Pueden prepararse en infusión o en extracto fluido o alcohólico a disolver en agua. La yema de grosella macerada en glicerina es útil para equilibrar la zona alérgica y calmar la inflamación. ¡Descubra la receta completa y más trucos en el número de Salud AlterNatura de febrero!
  • Crisis de ansiedad: una insólita explicación. Los investigadores han descubierto que la composición de la flora intestinal está ligada a la aparición de las crisis de ansiedad: las personas que consumen más alimentos fermentados padecen menos crisis que el resto. Pero han sido identificados otros dos casos verdaderamente inesperados -y esto le interesará especialmente si tiene ordenador-. ¡Conozca nuestra solución de emergencia en caso de crisis!
  • Las autoridades lo llaman “el enemigo número uno de la salud pública”, pero usted terminará por adorar a este hombre y sus consejos para aprender a comer mejor. 
  • Una extraña enfermedad surge de una carencia simultánea de zinc y hierro y lleva a la gente normal a comportarse de pronto de forma totalmente delirante. Conozca de qué se trata. 
  • “Baño tóxico”. ¿Qué tienen en común algunas chocolatinas, otras muchas marcas de chicles e incluso algunas cápsulas de medicamentos? Su fabricante los ha hecho pasar por el mismo “baño tóxico” de titanio. ¿Sabe cómo descubrir usted mismo si un alimento ha sufrido este proceso?

También puede leer en el número de febrero de Salud AlterNatura: 

  • Cinco señales de que le falta testosterona (y sus problemas asociados).
  • Una mala noticia acerca del chocolate.
  • Un aguacate, un cuarto de piña y un puñado de espinacas: nuestra receta para preparar el delicioso smoothie que protege de los accidentes cerebro-vasculares.
  • Colesterol: el suplemento indispensable si está tomando estatinas.
  • Los vegetales con fuerte concentración de thylakoïdes hacen adelgazar de verdad (aprenda a reconocer cuáles son). 

Salud AlterNatura es una nueva y revolucionaria publicación mensual sobre bienestar y soluciones alternativas de salud. Para recibir este ejemplar (en formato papel) por correo postal en su domicilio debe hacer su pedido antes del 18 de enero haciendo clic en este enlace (podrá comprobar las condiciones de suscripción antes de efectuar el pago).