Numerosos estudios científicos han confirmado que la risoterapia (técnica psicoterapéutica utilizada para producir beneficios mentales y emocionales por medio de la risa) es un excelente tratamiento alternativo para superar el estrés o la depresión.

Y es que la risa disminuye los niveles en sangre de las hormonas que causan estrés, así como los niveles de cortisol, de epinefrina, de la hormona del crecimiento y del ácido 3,4-dihidrofenilacético, que son los encargados de responder frente a las situaciones de estrés. Además, reír ayuda a alterar la actividad de la dopamina y la serotonina, los mismos neurotransmisores que se ven reducidos ante enfermedades como la depresión. Y por último, las endorfinas que son segregadas al reír son beneficiosas cuando hay que afrontar situaciones que pueden resultar incómodas.

A todas estas ventajas se añade que la risoterapia es una terapia muy accesible, al no ser necesarias instalaciones ni equipos específicos, por lo que cualquier persona puede beneficiarse de ella, ya sea como terapia única o como tratamiento coadyuvante.

Fuente: JongEun Yim: “Therapeutic Benefits of Laughter in Mental Health: A Theoretical Review”. Department of Physical Therapy, Sahmyook University. 2016