Estas son las conclusiones que se han obtenido tras analizar las muestras de semen de 149 hombres que sobrevivieron al ébola en distintas regiones de África. Comprobaron que 13 de ellos todavía daban positivo en las pruebas que alertaban de la enfermedad, mientras que en 11 casos se detectó directamente la presencia del virus pese a haber pasado dos años desde que se detectara la infección. En estos últimos casos, además, los afectados indicaron que tenían problemas de visión.

A raíz de estos resultados los investigadores sugieren que se revisen las actuales recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para evitar la transmisión del virus del ébola por vía sexual, y en las que se pide que los hombres que han sobrevivido a la enfermedad hagan uso del preservativo o directamente practiquen la abstinencia, durante al menos 12 meses después de haberse producido el contagio.

Y es que el ébola ya no debe ser tratado sólo como un virus extremadamente mortal a corto plazo, sino que además tiene posibles efectos a largo plazo.

 

Fuente: William A Fischer, Jerry Brown, David Alain Wohl, Amy James Loftis, Sam Tozay, Edwina Reeves, Korto Pewu, Galapaki Gorvego, Saturday Quellie, Coleen K Cunningham Carson Merenbloom, Sonia Napravnik, Karine Dube, David Adjasoo, Erin Jones, Korlia Bonarwolo and David Hoover: “Ebola Virus RNA Detection in Semen More than Two Years After Resolution of Acute Ebola Virus Infection”. Open Forum Infectious Diseases. Julio 2017.