Si usted o algún ser querido sufre diabetes, le propongo hacer un experimento que dejará patidifuso a su médico.

Y es que voy a hablarle de una planta (o mejor, la combinación de una planta y un oligoelemento) capaz de hacerla desaparecer.

Exactamente lo que oye.

Sin medicamentos orales. Sin inyecciones. Sin esos fármacos que se venden como churros en las farmacias (¡el medicamento nº 1 en las farmacias por volumen de ventas en euros es Lantus, de Sanofi!).

De forma absolutamente natural.

Pero una advertencia previa: si usted ya se encuentra en tratamiento con medicamentos hipoglucemiantes (es decir, que reducen el nivel de azúcar en la sangre), si después de leer mi mensaje de hoy quiere probar lo que voy a recomendarle, le aconsejo que lo haga bajo supervisión de su médico, pues es una solución tan eficaz que en combinación con su medicamento podría provocarle un descenso demasiado brusco de la glucemia.

Así que este es mi consejo: si usted es diabético (valores de glucosa en ayunas igual o superiores a 126 mg/dl) o prediabético (valores de glucemia basal entre 100 y 125 mg/dl), láncese a probarlo y luego compruebe los resultados. Y si usted está ya medicado frente a la diabetes, pruébelo, pero con conocimiento y bajo supervisión de su médico.

De cada cien personas que usted conoce, hoy diez ya sufren diabetes

Escalofriante, ¿verdad?

De hecho, según un reciente estudio, los datos son realmente preocupantes: el 13,8% de los españoles mayores de 18 años tiene diabetes tipo 2 (DM2), lo que equivale a más de 5,3 millones de personas.

Pero lo que todavía es más grave es que, entre los afectados, casi 2,3 millones, el 43% del total, desconocen que padecen la enfermedad. (1)

Y es aquí donde radica el verdadero problema. Cuando aparecen los síntomas de la diabetes, como un aumento inexplicable de la sed, el hambre o las ganas de orinar, ya suele ser tarde. De hecho, cuando la diabetes tipo 2 se manifiesta la mitad de las células beta del páncreas encargadas de producir insulina ya han desaparecido. Y este retraso implica que, cuando se diagnostica, el 50% de los pacientes presenta ya alguna complicación grave, ya que afecta a órganos tan importantes como los riñones, la retina, el corazón y las grandes y pequeñas arterias o el sistema nervioso. (2)

Esta enfermedad, incluso en ausencia de síntomas, conlleva lesiones en múltiples tejidos, con daños especialmente sensibles en los pequeños vasos de la retina, los riñones y los nervios periféricos. Por ello la diabetes es la principal causa de ceguera, de amputación no traumática de miembros inferiores y de enfermedad renal avanzada con necesidad de diálisis.

Además, conlleva un importante riesgo de enfermedades cardiovasculares (ECV), tanto por sí misma como por su asociación a otros factores de riesgo.

Conozca a este enemigo que se cuela en su salud por la puerta de atrás

Todo comienza por el azúcar… en la sangre. La diabetes es una enfermedad metabólica en la que la glucosa (azúcar) es infrautilizada por las células, lo que conduce a un aumento de ésta en el torrente sanguíneo.

Y el control y la regulación del nivel de azúcar en sangre (o glucemia) está en manos de una hormona de la que seguro que ha oído hablar: la insulina.

Esta importante hormona, fabricada por el páncreas, estimula la energía y refuerza la resistencia física. Fortifica las arterias, el corazón y los músculos, y mantiene el azúcar de la sangre en un nivel óptimo y útil.

Sin embargo, sin la insulina suficiente o cuando las células no la captan de modo conveniente (lo que se denomina resistencia a la insulina), el índice de azúcar en sangre se eleva demasiado, impregnando todos los tejidos.

Hay dos tipos de diabetes (aparte de la diabetes gestacional, un tipo de diabetes que se desarrolla sólo durante el embarazo).

  • Diabetes tipo 1 (DM1): el cuerpo no produce suficiente insulina (o no produce nada en absoluto). Es el tipo de diabetes menos frecuente (sólo el 5% corresponde a este tipo).
  • Diabetes tipo 2 (DM2): el páncreas produce menos insulina de la necesaria y además las células no la utilizan de manera conveniente, por lo que no puede transportar las moléculas de glucosa al interior de las células para que puedan ser utilizadas como fuente de energía. Es el tipo de diabetes más común.

Las personas diagnosticadas de diabetes deben vivir siempre bajo control: tomando sus medicamentos orales, poniéndose inyecciones diarias de insulina, controlando sus niveles de glucemia en función de la actividad física que se vayan a desarrollar o de lo que vayan a comer…

Y también viven con miedo, mucho miedo a que las descompensaciones dañen sus vasos sanguíneos y tengan los efectos que hemos visto más arriba. Para que se haga una idea, las personas con diabetes tienen el doble de probabilidades de morir que quienes no sufren la enfermedad.

Y padeciendo además los efectos secundarios de los medicamentos, que no son pocos (náuseas, vómitos, problemas digestivos, dolores de cabeza, dolores musculares…).

La diabetes acabará con usted… ¡sólo si usted se deja!

Nunca nos cansaremos de decir que un paciente diagnosticado de diabetes puede hacer mucho por su salud… tanto como llegar a revertir la enfermedad. Es una afirmación tan rotunda que cuesta creerla, pero del mismo modo que se ha conducido al cuerpo a la diabetes, se le puede ayudar a salir de ella. Por algo es una de esas enfermedades ligadas íntimamente al estilo de vida.

Y todo gracias al control de la alimentación (en el que juega un papel esencial el concepto de carga glucémica de un alimento) del peso (por algo empieza a imponerse el término de “diabesidad”, de tan unidos como van el sobrepeso y la diabetes), el ejercicio y la toma de los complementos nutricionales adecuados.

Y en ese contexto precisamente es donde quiero hablarle de un remedio vegetal frente a la diabetes de resultados increíbles.

El secreto del que no hablan los médicos

La gimnema (Gymnema sylvestre) crece de forma natural en los bosques del sur y el centro del continente asiático y se viene utilizando desde hace más de 2.000 años en el Ayurveda, la medicina tradicional de la India. Eso significa que este pequeño remedio, del que probablemente su médico no haya oído hablar, sea la primera opción para un médico que sí conozca el Ayurveda.

La gimnema está indicada tanto en diabetes de tipo 1 como de tipo 2. El principio activo responsable de las extraordinarias propiedades hipoglucemiantes de esta planta medicinal es el ácido gymnémico, que se encuentra en la planta en una alta concentración.

Y lo que es más importante, las cualidades de la gimnema para controlar el nivel de azúcar, como hemos visto de sobra conocidas por el Ayurveda, han sido respaldadas por la investigación científica moderna. (3)

Otros estudios sugieren que además de beneficios sobre la glucemia, la gimnema es un prometedor coadyuvante para el control y la pérdida de peso corporal, gracias a que reduce la ansiedad por los dulces y disminuye el apetito. Y no hay que olvidar que el exceso de peso está íntimamente relacionado con la diabetes. (4) (5) (6)

El cromo, un gran aliado para controlar la glucemia

Como acabamos de ver y la ciencia ha constatado, la gimnema posee una increíble capacidad hipoglucemiante innata. Pero no está sola en la lucha para controlar los niveles de azúcar.

Un aliado mineral es el cromo, un oligoelemento indispensable para el correcto funcionamiento del organismo que participa en el metabolismo de los hidratos de carbono, regulando la secreción de insulina y la absorción de glucosa y de los lípidos.

En los casos de diabetes en concreto, su acción beneficiosa se debe a que el cromo forma parte, junto a otras moléculas, del factor de tolerancia a la glucosa (GTF). Esta proteína facilita la unión de la insulina a los receptores celulares, de forma que la hormona pueda “descargar” correctamente la glucosa que transporta hacia el interior de las células y éstas puedan usarla como fuente de energía.

De esta manera, el cromo contribuye a reducir la glucosa circulante en sangre y a que esta molécula energética llegue a su destino, el interior de las células. Por este motivo existen varios estudios que avalan el uso de complementos de cromo en personas que padecen DM2. (7)

Gimnema + cromo: el complemento perfecto contra la diabetes

Ni que decir tiene que la diabetes es una enfermedad crónica que requiere de un tratamiento combinado de varios factores (nutricional, de actividad física e incluso farmacológico en algunos casos) y que los complementos deben formar parte de un todo.

Dicho esto, considere el complemento que he seleccionado para usted como una ayuda extra que estoy seguro le será beneficiosa en caso de padecer diabetes. Y con la que puede llevarse la gran sorpresa (¡y sin duda se la llevará su médico!).

Se trata de un complemento del laboratorio Anastore que combina los principios activos de la gimnema con el cromo, esa alianza tan útil como necesaria.

La cantidad de principios activos está garantizada, de forma que dos cápsulas al día, tomadas con un vaso de agua y en las comidas principales, aportan 800 mg de extracto seco de Gymnema sylvestre titulado al 25% en ácido gimnémico, su principio activo más destacado. Por tanto, siguiendo estas indicaciones, usted obtiene una cantidad mínima garantizada de 200 mg de estos componentes en combinación con 16,5 µg de cromo. Una dosis segura y efectiva para reducir los niveles de azúcares en sangre.

En cualquier caso, recuerde lo que le he dicho antes: si está recibiendo medicación para la diabetes, consulte con su médico antes de tomar este producto, ya que es probable que su médico deba ajustar la dosis del fármaco químico pautado ante los sorprendentes efectos de este complemento alimenticio. Y si usted sufre diabetes de tipo 2, no descarte que en un tiempo pueda prescindir de los fármacos…

Le recuerdo también que este complemento es sólo para adultos, y no debe tomarse en caso de embarazo ni lactancia (por lo tanto, no es válido para diabetes gestacional).
Si lo desea, pídalo ahora en este enlace.

Y otra recomendación más: si usted no es aún diabético, sino prediabético, piense que lo que hoy es una intolerancia a la glucosa (o glucosa basal alterada), en poco tiempo puede ser una diabetes en toda regla. ¡A menos que actúe! Y en su plan de acción inmediato le recomiendo que a las pautas de control de peso, alimentación y ejercicio añada este complemento nutricional llegado de la India para salvarle de la forma más sencilla.