.

Desde hace tres años, los días 20 de marzo se celebra el Día Internacional de la Felicidad. Lo proclamó la ONU para reconocer la importancia de la felicidad y el bienestar como aspiraciones universales de los seres humanos y subrayar que la búsqueda de la felicidad es un objetivo humano fundamental.

En realidad fue idea de Bután, ese pequeño país del sur de Asia en el que gobierna la dinastía Wangchuck, y donde se reconoce la supremacía de la felicidad nacional por encima de los ingresos nacionales desde los años 70, cuando se adoptó el concepto de un Índice de Felicidad Nacional Bruta para sustituir al del Producto Interior Bruto (PIB).

Así pues, la ONU aprobó una resolución proclamando el día 20 de marzo Día Internacional de la Felicidad e invitando a todos los estados y ciudadanos a “observar de manera adecuada” este día.

Grandes filósofos de todos los tiempos han intentado definir la felicidad. Aristóteles, Platón, Epicuro, Stuart Mill y hasta el nihilista Nietzsche. También las distintas religiones han puesto sus ojos en la idea de la felicidad y la forma de llegar a ella.

Quién soy yo para unir mis ideas a las de tantos grandes hombres y creencias. Sería una vanidad por mi parte pretender tener la fórmula de la felicidad, el anhelo más buscado.

Y sin embargo, pese a no ponerle ese nombre, en Tener S@lud no dejo de escribir sobre ello. Porque en los textos que usted recibe intento alternar artículos que proporcionan pautas y consejos de salud natural útiles con otros más trascendentes que tratan sobre el sentido de la vida.

Los de esta segunda categoría no son a veces los más fáciles de leer ni los que tienen una mayor utilidad práctica inmediata, pero son los que a largo plazo marcarán la diferencia, pues pretenden que cada uno de nosotros podamos sacar fuerzas para dotarnos de buenas razones que nos ayuden a conseguir mantener los buenos propósitos que nos trazamos en la vida, a vivir de forma coherente a nuestras ideas y, en definitiva, a ser más felices.

Hoy quiero compartir con usted 12 sencillas claves, fáciles de poner en práctica, para conseguir una vida más feliz, intensa y libre. No se trata de ninguna fórmula mágica, pero estoy convencido de que le van a ser útiles. Las he recopilado en un documento para que usted lo puede descargar en su ordenador y tenerlo siempre a mano. Puede descargarlas a través de este enlace.

Le invito a reenviar este mensaje a sus conocidos, para que ellos también puedan poner en práctica estos consejos y así ser un poco más felices.Y usted ¿Es feliz? ¿Qué es lo que hace para serlo? Le invito a compartir su experiencia con el resto de lectores de Salud, Nutrición y Bienestar escribiendo un comentario un poco más abajo.

Si quiere ver la felicidad desde otros ángulos, le sugiero echar un vistazo a tres vídeos en los que tres personas muy distintas dan pautas para alcanzarla. ¿Conoce las “TED talks”? Son ese fenómeno global en el que una persona da una breve charla sobre una idea concreta de cualquier tema (ciencia, tecnología, empresa, familia, cultura, salud…). Por sus micrófonos han pasado desde celebridades como Stephen Hawking, Steve Jobs o Al Gore, hasta personas anónimas con una idea que compartir (una neuróloga explicando en primera persona los efectos del ictus que sufrió, una mujer que perdió su empleo y durante un año vivió en la calle, una científica explicando la ciencia matemática que hay detrás del amor…).

Hay cerca de 2.000 charlas disponibles, que pueden verse gratis a través de internet, un buen puñado son sobre la felicidad. Como muestra, estos tres vídeos inspiradores:

The surprising science of happiness” (La sorprendente ciencia de la felicidad), del psicólogo Dan Gilbert, quien mantiene la idea de que nuestro “sistema inmunológico psicológico” nos permite ser felices incluso cuando las cosas no salen como esperamos.



The habits of happiness” (Los hábitos de la felicidad). Matthieu Ricard trabajaba como bioquímico antes de convertirse en monje budista y retirarse a las montañas. Desde su experiencia explica cómo entrenar a la mente en hábitos que generan felicidad.



Want to be happy? Be grateful” (¿Quiere ser feliz? Sea agradecido). El Hermano David Steindl-Rast es un monje benedictino convencido de que lo único que todos los hombres tenemos en común es el deseo de ser felices. Y ofrece una charla inspiradora sobre la conexión entre la felicidad y la gratitud.