Dos preguntas fundamentales agitan a la humanidad desde hace siglos.

A la primera, “¿ser o no ser?”, fue un tal William Shakespeare quien se encargó de responder.

A la segunda, “crudo o cocinado: ¿qué es mejor?”, intenta dar respuesta este mes de abril la revista Salud AlterNatura, ya que se trata una cuestión capital para su salud.

En este número descubrirá cómo cocinar permitió a nuestros antepasados beneficiarse de una variedad de alimentos mucho más grande de la que antes tenían a su disposición. Incluso algunos de esos alimentos que eran tóxicos en su estado natural, es decir, crudos, resultaron ser comestibles después de ser cocinados.

Además, masticar la comida cocinada requiere menos esfuerzo, los alimentos también resultan más digestivos y las proteínas y azúcares complejos se asimilan mejor. Y la cocción también destruye las bacterias patógenas -la mayoría no sobrevive a temperaturas superiores a los 70º C-.

Así, hace dos millones de años cocinar los alimentos dio al hombre una ventaja esencial para su supervivencia. Pero, ¿hoy sigue siendo así? Yo no estoy tan seguro…

Las legumbres, por ejemplo, ¿mantienen todo su valor nutritivo después de lavarlas con abundante agua, pelarlas, cortarlas y hervirlas durante largos minutos?

O veamos el caso de las vitaminas, que son sustancias particularmente frágiles y se degradan bajo los efectos del calor. Descubrirá qué tipos -como la vitamina A- son especialmente sensibles a él y, por el contrario, cuáles son capaces de soportarlo bastante bien.

Entonces, ¿son los alimentos cocinados, como algunos dicen, “alimentos muertos”?

¿Debemos pasarnos al “todo crudo”?

Hay algo aún más grave: estudios científicos han revelado un elevado riesgo de padecer cáncer colorrectal, pancreático y de próstata en aquellas personas que consumen gran cantidad de carne, especialmente a la parrilla. (1) (2) (3)

Sin embargo, en este artículo también encontrará información sobre el microondas que seguro que le sorprenderá.

¿Deberíamos adoptar un régimen crudívoro, que excluya todo alimento cocinado a más de 42º C? Un estudio finlandés aboga por ello, señalando las ventajas de este modo de alimentación, que permite acumular reservas de numerosos antioxidantes (betacaroteno, vitamina C, vitamina E…). Pero usted comprobará también que este estudio “olvida” algún que otro punto importante…

En el número de abril de Salud AlterNatura encontrará otras muchas novedades sobre investigaciones científicas y salud natural. Este es sólo otro ejemplo:

Dolores de estómago, úlceras… Un método natural de resultados increíbles

Si usted padece dolores de estómago, problemas digestivos o incluso una úlcera, la naturaleza le ofrece una poderosa arma que ¡hace desaparecer la peor de las bacterias del estómago!

Los suscriptores de Salud AlterNatura podrán acceder muy pronto a la información completa, pero yo no he podido resistirme a ofrecerle un avance.

Durante mucho tiempo se consideró que las úlceras se originaban por una enfermedad psicosomática. Después se descubrió que su causa era una bacteria, la Helicobacter pylori.

¿Su sobrenombre? La “bacteria extrema” o el “Rambo” de los microorganismos. Y todo porque es capaz de sobrevivir en entornos particularmente hostiles y provocar una inflamación de la mucosa del estómago y del duodeno (parte inicial del intestino delgado).

Esta bacteria también fue identificada como factor cancerígeno, pudiendo hacerse resistente a los tratamientos más potentes de la biomedicina: monoterapias monoterapias (de amoxicilina, claritromicina, tetraciclina, etc.), asociaciones con antiácido (un inhibidor de la bomba de protones, por ejemplo, el omeprazol), terapias triples e incluso cuádruples (cuatriterapia con bismuto).

Un descubrimiento fantástico

Entonces, ¿es invencible la Helicobacter pylori? Pues no, pero además ahora juegan también en su contra los importantes descubrimientos que se acaban de hacer en el campo de la alimentación.

En concreto, se ha observado que las deliciosas bayas rojas (los arándanos, entre otras) reducen notablemente el grado de colonización y la virulencia de la bacteria.

Ciertos probióticos (encontrará sus nombres completos en el artículo) también optimizan la eficacia de los medicamentos, al tiempo que reducen en gran medida sus efectos secundarios (problemas digestivos, diarreas, hinchazones, cambios en la percepción de los sabores…).

Usted también conocerá gracias a este número de Salud AlterNatura algo sorprendente sobre unos compuestos de azufre, los isotiocianatos, que permiten reducir el nivel de inflamación y, en ciertos casos, aminorar el desarrollo de tumores gástricos. Estos compuestos se encuentran en un árbol africano, la moringa, pero sobre todo en una verdura muy común para nosotros y hasta ahora injustamente tratada.

Descubrirá un hongo que cura a los pacientes con úlcera de estómago ¡con éxito en cerca del 90% de los casos!

Y, finalmente, entenderá también por qué la aromaterapia (los aceites esenciales de semillas de zanahoria, clavo de olor o de manuka) puede ser una valiosa ayuda…

Por supuesto, esta no es la única información que encontrará en el número de abril de Salud AlterNatura. Aquí van algunos de los temas sobre los que también podrá leer este mes:

  • Deporte para los más perezosos: descubra nuestro “programa de mínimos” de sólo 15 minutos de ejercicio físico al día -con descripción al detalle de todas las actividades que debe realizar cada día de la semana- para perder peso y reducir sus dolores corporales.
  • Todo sobre el bromo: los investigadores han descubierto que este oligoelemento posee una función vital para nuestro organismo. ¿Qué cantidad diaria debe tomar? ¿En qué alimentos puede encontrarlo (nueces, algas…) y por qué debe “olvidarse” de su pésima reputación?
  • Los caramelos de nuestras abuelas. Los caramelos medicinales de farmacia partieron de fórmulas originales basadas en ingredientes naturales, lo cual explica su eficacia y el enorme éxito que tuvieron. Sin embargo, su composición ya no es lo que era. Le explicamos por qué debe prescindir de esos caramelos a la venta en farmacias y le damos la receta para elaborarlos usted mismo ¡sin salir de casa!
  • Las cinco señales con las que su cuerpo puede estar avisándole de que debe tomar… ¡hasta 8 veces más vitamina C!
  • Las “5 marchas” contra el cáncer. Descubra las sorprendentes técnicas de la gimnasia tradicional china o Qi Gong, una de las prácticas energéticas propias de la medicina tradicional de ese país para oxigenar los pulmones, el corazón, el bazo, el hígado y los riñones. En China este arte milenario ya es hoy una parte más de la medicina y en Occidente gana cada vez más reconocimiento como ayuda a los tratamientos convencionales, especialmente en la lucha contra el cáncer. ¡Ya hay quien la considera la “medicina del futuro”!

También en este número de abril de Salud AlterNatura:

  • Cómo usar el malvavisco para aliviar con eficacia las irritaciones, el eccema y las pequeñas quemaduras.
  • La “termoterapia diferencial” (generar diferencias de temperatura en dos zonas del cuerpo) para tratar las cefaleas y las migrañas.
  • Esclerosis múltiple: el ron como medicina.
  • ¿De dónde sale la resistencia a los antibióticos? Una causa con la que seguro que no contaba.
  • La aterradora historia del Dr. Cáncer, un oncólogo que estafó a más de medio millar de personas diagnosticando falsos cánceres y recetando tratamientos inútiles.

Salud AlterNatura es una nueva y revolucionaria publicación mensual sobre bienestar y soluciones alternativas de salud.

Para recibir este ejemplar (en formato papel) por correo postal en su domicilio debe hacer su pedido antes del 18 de marzo haciendo clic en este enlace (podrá comprobar las condiciones de suscripción antes de efectuar el pago).