La leucemia es una de las principales enfermedades de la sangre, debido a que la médula ósea crea células sanguíneas cancerosas. Es además el cáncer más frecuente entre los niños. Por ello varios hospitales infantiles de Estados Unidos han llevado a cabo una serie de experimentos hasta conseguir lo que parecía imposible: crear sangre en un laboratorio, lo que acerca la posibilidad de frenar esta enfermedad de una vez por todas.

Todo ha sido posible gracias a las células madre. En concreto a las llamadas células madre hematopoyéticas, que son las encargadas de generar los distintos tipos de células sanguíneas: tanto los glóbulos rojos responsables de transportar el oxígeno a los tejidos, como los glóbulos blancos que forman parte del sistema inmunitario.

Ahora estas células madre hematopoyéticas se han podido recrear en laboratorio, a partir de células madre sanguíneas procedentes de donantes humanos.

No obstante, de momento sólo se ha podido transferir con éxito esta “sangre artificial” a varios ratones. Todavía queda por comprobar si también se puede introducir de manera segura y eficaz en la médula ósea de las personas.

 

Fuente: Ryohichi Sugimura, Deepak Kumar Jha, Areum Han, Clara Soria-Valles, Edroaldo Lummertz da Rocha, Yi-Fen Lu, Jeremy A. Goettel, Erik Serrao, R. Grant Rowe, Mohan Malleshaiah, Irene Wong, Patricia Sousa, Ted N. Zhu, Andrea Ditadi, Gordon Keller, Alan N. Engelman, Scott B. Snapper, Sergei Doulatov and George Q. Daley: “Haematopoietic stem and progenitor cells from human pluripotent stem cells”. Nature. Mayo 2017.