El día que la veterana actriz Concha Velasco se metió en todos los hogares a través de la radio y la televisión anunciando unas compresas específicas para las pérdidas leves de orina, se empezó a nombrar en voz alta un problema que hasta entonces se guardaba como un secreto atroz.

Y es que con el paso de los años muchos adultos (hombres y mujeres, aunque es más frecuente en estas últimas) tienen problemas de incontinencia urinaria que afectan enormemente a su calidad de vida y a su autoestima.

Para que se haga una idea de la magnitud del problema, seis de los veinte productos más vendidos en las farmacias españolas dentro del sector del autocuidado (es decir, lo que no son medicamentos) son pañales y compresas para la incontinencia urinaria.

Así que ver a Concha Velasco, una actriz consagrada y un personaje popular y querido, hablar abiertamente del problema (¡y reconocer padecerlo!) sirvió para desdramatizar el asunto. De hecho, y valga como apunte, la marca de la que fue imagen la actriz es la líder en ventas.

Para quien lo sufre, este tipo de absorbentes sin duda son de gran ayuda. Pero es una pena convivir con este problema sin buscar una solución real, especialmente cuando en la mayoría de los casos se puede solventar sin medicamentos ni cirugía.

Pero antes de hablarle de ello…

 

¿En qué casos tiene usted pérdidas de orina?

  • Cuando tose, estornuda, se ríe, corre o carga peso. En ese caso se trata de incontinencia de esfuerzo. Es muy probable que los músculos del perineo estén demasiado débiles para mantener cerrada la uretra (el canal que transporta la orina hacia el exterior). Éste es el tipo más extendido de incontinencia entre las mujeres, y las principales causas son el embarazo, que debilita el perineo, y los cambios hormonales de la menopausia, que provocan una atrofia de la uretra.
  • Siente unas ganas de orinar repentinas y tan urgentes que no le da tiempo a llegar al baño. Se trata de incontinencia imperiosa, una forma que también afecta más a menudo a las mujeres, pero también a hombres y niños. Suele suceder porque las terminaciones nerviosas situadas en la vejiga no funcionan correctamente, dan la orden a la vejiga de que se vacíe y provocan espasmos.
  • ¿Se reconoce en las dos? Entonces se trata de una incontinencia mixta.
  • Si usted es hombre y la micción es débil, con la impresión de que la vejiga no se ha vaciado bien, quizás sufra una hiperplasia benigna de próstata (HBP), porque la próstata, que se sitúa justo bajo la vejiga, comprime las vías urinarias cuando crece. La vejiga casi siempre está llena, acaba por distenderse y se va liberando gota a gota. Se trata de una incontinencia por desbordamiento, la más frecuente entre los hombres.

Ya en 1940 el Dr. Arnold Kegel, ginecólogo de la Universidad de California, buscaba una solución para evitar la incontinencia urinaria de sus pacientes. Observó que los músculos del perineo se distendían mucho tras el parto, por lo que ideó una serie de ejercicios para fortalecerlo. En 1952 publicó los datos obtenidos tras el seguimiento realizado a miles de mujeres con incontinencia que probaron su método. Los resultados fueron que el 93% se curó por completo y su enfoque se sigue aplicando hoy en día, formando parte de las recomendaciones previas y posteriores al embarazo para prevenir y tratar las pérdidas de orina. Su método se conoce como “Ejercicios de Kegel”.

Pero los beneficios que se obtienen con un perineo muscularmente fortalecido no están reservados únicamente al período del posparto; también son eficaces a lo largo de toda la vida de la mujer, y no sólo contra la incontinencia, sino también para mejorar su vida sexual, ya que aumenta la sensibilidad de la vagina.

Los hombres no se quedan atrás en los beneficios, ya que al reforzar el perineo van a poder combatir las pérdidas de orina y, además, tendrán la posibilidad de mejorar la erección y tener un mayor control de la eyaculación.

El perineo es un grupo de músculos que se encuentra entre el pubis y el coxis. Sostiene los órganos del abdomen, la vejiga, los intestinos y, además, el útero en las mujeres. Cuando se contrae, los músculos cierran la vagina o el ano y se aprietan alrededor de la uretra, lo que permite aguantar la necesidad de orinar.

Los ejercicios de Kegel suponen el método más sencillo y eficaz para tonificar los músculos del perineo. Son sencillos de practicar, no se requiere ningún accesorio y se pueden realizar en cualquier lugar y momento del día.

Por ello encabezan el plan de acción que hemos preparado este mes en Salud AlterNatura para ayudar a todas las personas que sufren incontinencia urinaria -tanto hombres como mujeres- a liberarse para siempre de este problema. ¿Le parece un sueño? Pues le aseguro que es alcanzable con nuestro programa. Le explicaremos:

  • Cómo hacer los ejercicios de Kegel de la forma más adecuada para obtener el mejor resultado y cómo tener la seguridad de que lo está haciendo bien. ¡Mejoramos la técnica del mismísimo Dr. Kegel!
  • Conos vaginales, biofeedback y electroestimulación. Consiga reforzar aún más la elasticidad y la movilidad del perineo.
  • El paso siguiente e imprescindible: reeducar la vejiga. Al leer lo que vamos a contarle, primero se sentirá algo extrañado, pues le explicaremos cuándo tiene que ir al servicio exactamente y cómo llevar a cabo la micción. Pero en unos días esta sencilla rutina habrá puesto a su vejiga a trabajar para evitar los escapes de orina.
  • Sofrología, hipnosis y acupuntura: la verdad de estas técnicas (con los estudios científicos en la mano) frente a la incontinencia urinaria.
  • 3 complementos alimenticios que reducen la hiperactividad de la vejiga. Le explicamos cómo tomarlos, en qué dosis y durante cuánto tiempo. Los encontrará fácilmente en el herbolario.
  • Los 10 mandamientos al ir al baño. Algunos le sonarán, otros le sorprenderán, y todos juntos conseguirán poner la guinda a su plan de acción para acabar de una vez por todas con las pérdidas de orina.

Como le decía, este es uno de los artículos que hemos incluido en el nuevo número de abril de Salud AlterNatura. Sabemos que va a ayudar de verdad a muchísima gente, así que si usted sufre este problema, le animo a dejarse de vergüenzas y hacer todo lo que está en su mano para solucionarlo.

Si está decidido, debe suscribirse a Salud AlterNatura antes del día 18 de marzo, que es cuando cerramos la lista de envíos de este ejemplar, de forma que éste número será el primero de su suscripción. Y en él va a encontrar muchísima más información interesante. ¡Déjese sorprender!

Por ejemplo, descubrirá con un exhaustivo test su nivel real de estrés fisiológico; cómo usar el “ginseng de los pobres”, una planta adaptógena tan eficaz que fue utilizada por los astronautas rusos de la estación espacial Mir o los sorprendentes resultados de un metaanálisis sobre el efecto del vino tinto en la salud, entre otras muchas cosas.

Pida aquí este ejemplar de Salud AlterNatura y dé la bienvenida a otra forma de entender la salud.