¿Qué tal lleva eso de que se le caiga el pelo? Si usted es como la mitad de los hombres a los que les ocurre, supongo que nada bien. La caída del cabello suele ser un cruel recordatorio de que los años pasan. Pero la alopecia (caída acelerada del cabello) también afecta a las mujeres. Y ellas sufren mucho más.

La industria cosmética y la farmacéutica lo saben. Por eso han preparado un arsenal de productos anticaída, a precios a menudo desorbitados. Porque juegan con ventaja; saben que quien realmente está angustiado al ver el cepillo lleno de pelos cada mañana está dispuesto a todo con tal de conservarlos en la cabeza. Y vaya si los compran. Lo que en la mayoría de los casos significa tirar el dinero, pues sirven de bien poco.

Si le afecta el problema (o a alguien cercano), quizá le interese saber que estamos a punto de cerrar la lista de destinatarios del próximo número de Los Dossiers de Salud, Nutrición y Bienestar, que se envía a principios de cada mes. Se llama “Frenar la caída del cabello: soluciones naturales y eficaces” y en él nos metemos a fondo en este asunto. Desmontando mitos, arrojando luz entre tanta fórmula “milagrosa” y aportando soluciones que realmente ayudan.

Cerramos el listado de envíos de este Dossier el día 3 de enero, para asegurarnos de que el envío de ejemplares se realiza sin contratiempos.

Si desea apuntarse y recibirlo usted también, debe hacerlo cuanto antes y, como máximo, antes de las 23:59 horas del próximo domingo 3 de enero. Pasada esa hora, será demasiado tarde.

Los únicos tratamientos de farmacia que hacen algo

Champús, lociones, ampollas, ozonoterapia, láser… si todo eso funcionara, ¿cómo es que sigue habiendo tantas personas a quienes les clarea la coronilla o con la frente más que despejada? Muy sencillo: porque no funcionan. Por mucho que algunos de estos productos se vendan en farmacias para dar una apariencia de mayor eficacia.

De los productos que se encuentran en el mercado, sólo hay dos que hacen algo: el minoxidil, un vasodilatador que se aplica en el cuero cabelludo (existe una forma oral para la hipertensión) y la finasterida (un medicamento por vía oral que se suele recetar para el tratamiento de la hipertrofia de la próstata).

Tienen varios inconvenientes, el primero por supuesto es que se trata de medicamentos, con todo lo que ello implica respecto a riesgos, contraindicaciones y efectos adversos (algunos tan serios como la impotencia). Además, no funcionan en todo el mundo, sino sólo en algunos pacientes y, finalmente, sólo son eficaces mientras se están usando, por lo que meses después de dejar de utilizarse el pelo caerá como hoja seca soplada por el viento.

¿Preparado para actuar de verdad frente a la caída del pelo?

Entonces, ¿hay algo que se pueda hacer para frenar la caída del cabello e incluso revertir el proceso? Ante todo tipo de situaciones relacionadas con la salud, cuando hay soluciones claras y eficaces se lo digo, y cuando no las hay, se lo digo igualmente. En este caso no voy a darle esperanzas inalcanzables, pero sí le aseguro que este Dossier contiene la información más novedosa, contrastada y prometedora que puede imaginar. Y todo natural.

Así, en el número de enero de Los Dossiers de Salud, Nutrición y Bienestar “Frenar la caída del cabello: soluciones naturales y eficaces” encontrará:

  • La causa de la caída del pelo. El importante papel que juegan la DHT y la PGD2.
  • Los tres tipos de aceites que debe desterrar de su alimentación (¡están asfixiando a sus folículos pilosos!) y los dos tipos de aceite que seguramente nunca se había planteado usar en su cocina (incluso le costará encontrarlos) por los que deberá apostar.
  • Cúrcuma, jengibre y otras especias que “alimentarán” a su cabello.
  • Una palmera enana sobre la que los investigadores tienen muchas esperanzas por sus resultados más que prometedores respecto a la caída del cabello.
  • La caída del cabello, sea del tipo que sea, incluso de origen hormonal, se puede agravar a través de la alimentación. Conozca cómo reequilibrar su alimentación pensando en los micronutrientes que necesita su cabello.
  • Por qué no debe hacer caso al dermatólogo (salvo en una situación concreta) si le receta dosis altas de biotina y ácido pantoténico.
  • Un tratamiento salvador a base de tres aminoácidos para robustecer el cabello fino y quebradizo.
  • Cómo frenar el envejecimiento progresivo del cabello.
  • Qué tomar exactamente (a través de los alimentos y de suplementos alimenticios) si va a exponer el cabello al sol (por ejemplo en vacaciones).
  • Medicamentos que entre sus efectos adversos se encuentra la caída del cabello: toda la lista, de la A a la Z, para que pueda evitarlos siempre que sea posible.
  • ¡Y mucho más!

Este Dossier contiene información que no encontrará en otros sitios para ayudarle a salvar su cabello y también a nutrirlo y mejorar su cantidad y calidad desde su propio organismo.

Como le he dicho, el próximo domingo día 3 de enero a las 23:59 horas cerramos la lista de destinatarios a los que enviaremos este Dossier. Es la hora límite para poder recibirlo (será el primero de su suscripción anual a Los Dossiers de Salud, Nutrición y Bienestar).

Por eso le animo a apuntarse ya mismo a la lista para asegurarse de que usted también lo recibirá.

Haga clic en este enlace para inscribirse y poder recibirlo.