Investigadores de la Universidad de Texas A&M (EEUU) acaban de publicar un estudio en el que aseguran que tomar alimentos que contengan un compuesto llamado espermidina ayudará a protegerse del riesgo de desarrollar un cáncer de hígado. Entre los alimentos que más contienen este compuesto destacan el maíz, el queso curado o los champiñones.

Para confirmar las propiedades anticancerígenas de la espermidina los investigadores dieron a un grupo de ratones suplementos orales que contenían esta sustancia y comprobaron que sus probabilidades de desarrollar cáncer de hígado se reducían drásticamente en comparación con los que no los habían tomado.

La prueba se realizó en concreto con ratones que estaban predispuestos a desarrollar fibrosis hepática y carcinoma hepatocelular, dos de las principales formas que pueden conducir a un cáncer de hígado. Tras la ingesta de los complementos no sólo su predisposición se redujo en un 20%, sino que además permitió que su esperanza de vida aumentara hasta en un 25%.

Aunque todavía falta probar estos resultados en personas, lo que de momento está claro es que, como modo preventivo, los alimentos que contienen espermidina no deben faltar en su lista de la compra.
Fuente: Fei Yue, Wenjiao Li, Jing Zou, Xianhan Jiang, Guibin Xu, Hai Huang and Leyuan Liu: “Spermidine Prolongs Lifespan and Prevents Liver Fibrosis and Hepatocellular Carcinoma by Activating MAP1S-Mediated Autophagy”. Cancer Research. Abril.