El párkinson es la segunda patología neurodegenerativa que afecta a más adultos (1 de cada 1.000 en todo el mundo). Según la Sociedad Española de Neurología (SEN), en España padecen párkinson entre 120.000 y 150.000 personas.

Investigadores del Instituto Karolinska, en Estocolmo, han llevado a cabo un prometedor estudio en el que han conseguido identificar cuatro genes fundamentales para la producción de dopamina, neurotransmisor necesario para el correcto control de los movimientos del cuerpo.

En la investigación, publicada en la revista Nature Biotechnology, comprobaron que si combinaban esos genes con otras moléculas más pequeñas podían reprogramar los astrocitos (células cerebrales no neuronales) para que adquirieran las características de las neuronas dopaminérgicas, que son las encargadas de producir dopamina.

Las pruebas realizadas con estas células reprogramadas han conseguido de momento corregir varios síntomas conductuales que se habían perdido por culpa del alzhéimer, lo cual augura un futuro prometedor para el tratamiento de esta enfermedad.

Fuente: “Induction of functional dopamine neurons from human astrocytes in vitro and mouse astrocytes in a Parkinson’s disease model”. Pia Rivetti di Val Cervo, Roman A Romanov, Giada Spigolon, Débora Masini, Elisa Martín-Montañez, Enrique M Toledo, Gioele La Manno, Michael Feyder, Christian Pifl, Yi-Han Ng, Sara Padrell Sánchez, Sten Linnarsson, Marius Wernig, Tibor Harkany, Gilberto Fisone, y Ernest Arenas. Nature Biotechnology. Abril 2017.