¿Cuánto pescado come usted a la semana? ¿De qué especies? ¿No estará ingiriendo demasiados contaminantes? Investigadores de diez países europeos han creado una herramienta interactiva llamada Fishchoice orientada a minimizar la exposición a contaminantes químicos derivados del consumo de pescado y marisco.

El programa permite al usuario crear su menú semanal, eligiendo entre 24 especies de pescado y marisco, y advirtiéndole tanto de los nutrientes que le aportan como de los contaminantes, según su edad y sexo o su pertenencia a colectivos más sensibles (como mujeres embarazadas o niños).

El pescado tiene propiedades nutricionales que lo convierten en esencial dentro de una dieta saludable. Pero, desgraciadamente, también contiene mercurio y otros tóxicos.

La razón es que los pequeños pececillos absorben todos los días pequeñas cantidades al alimentarse de algas y de plancton; los peces grandes se comen a los peces pequeños, y el mercurio y otros tóxicos se van concentrando poco a poco en cada eslabón de la cadena alimentaria, por lo que algunos peces que se encuentran en lo más alto de esta cadena acaban por tener un nivel de mercurio problemático. Numerosos estudios han demostrado una relación directa entre la intoxicación mercurial y el infarto de miocardio, entre otros efectos sobre la salud.

Muchas especies de marisco, que viven filtrando constantemente agua de mar, también resultan una amenaza, al retener en sus tejidos parte de los metales que se encuentran en ella. Por eso resulta tan importante elegir adecuadamente tanto las especies de pescados y mariscos como su frecuencia de consumo. Esta calculadora puede ayudarle a ajustar su dieta a los riesgos.