Las vacaciones ya han llegado y, como cada año, es hora de hacer la maleta. En ella seguramente no falten la cámara de fotos, el nuevo bañador que se compró para disfrutar de la playa, una chaqueta por si refresca… y un botiquín para los posibles trastornos, molestias y heridas que puedan sufrirse durante esos días.

Antinflamatorios, aspirinas, antidiarreicos… ¿por qué llevarse un botiquín lleno de medicamentos cargados de efectos secundarios si puede optar por remedios naturales tan eficaces -o más- y totalmente inocuos?

Que nada estropee sus vacaciones

Dos de los problemas más comunes durante las vacaciones son el estreñimiento y la diarrea. Para el estreñimiento lo mejor es el citrato de magnesio. Sólo tendrá que tomarse 200 mg por la mañana y por la noche pasa solucionar estas complicaciones del tránsito intestinal. Y en caso de sufrir diarrea pruebe con las enzimas digestivas.

Si su problema es la digestión pesada, muy común si viaja a países donde la alimentación es muy distinta a la que está habituado, tomar tintura madre de genciana (Gentiana lutea) 10 minutos antes de las comidas le será de gran ayuda. Este remedio preventivo evitará que las comidas se conviertan en un suplicio durante sus días de descanso.

¿Va a realizar un viaje largo en avión? Si es así tal vez se encuentre con el problema del jet lag, también conocido como disritmia cicardiana. Este síndrome surge cuando se atraviesan varios meridianos y husos horarios y el ritmo biológico (el ritmo cicardiano) tarda en adaptarse al nuevo horario. La consecuencia es que resulta imposible dormir por la noche al llegar al destino o se tiene mucho sueño durante el día.

Para garantizar una correcta secreción de la hormona del sueño, y así poder dormir, es recomendable salir durante el día y exponerse a la luz natural para reajustar los ciclos cicardianos.

Pero si esto no es suficiente o sufre problemas de insomnio, una excelente planta con efectos sedantes y que deberá tomar por la noche antes de acostarse es la adormidera de California (Eschscholtzia californica).

Y en el caso de que el viaje sea por carretera, diga adiós también a los mareos, tan comunes cuando se viaja en coche. La planta más eficaz para este tipo de náuseas es el jengibre, que se vende en formato de raíces confitadas muy fáciles de conseguir. Tome una rodaja antes de la salida, y luego cada hora a lo largo del viaje, y no volverá a sufrir mareos en el coche o si viaja en barco.

Otra ventaja es que no le van a ocupar nada de espacio en el equipaje, ya que lo bueno de las plantas medicinales es que están disponibles en muchos formatos que resultan muy cómodos de transportar. Podrá llevarlas en su forma líquida (tinturas madre o extracto de plantas estandarizado), que además son más eficaces que las cápsulas, o en crema para aplicar directamente sobre la piel.

Nuestro Regalo para usted

Lo que acaba de leer son sólo algunos de los remedios a base de plantas que no deben faltar en su maleta, pero hay muchos más. Los encontrará absolutamente todos en el último número de Plantas & Bienestar, que puede recibir de regalo.

Queremos que usted también aproveche todo el poder de las plantas durante sus vacaciones; por eso, si se suscribe ahora a Plantas & Bienestar recibirá inmediatamente de regalo este número en formato digital, en el que encontrará una solución sencilla y natural para cada contratiempo de salud que pueda surgirle durante sus vacaciones.

Y, a partir de este momento, cada mes recibirá un nuevo ejemplar en el que irá descubriendo plantas increíbles y sus efectos; aprenderá a reconocerlas en la naturaleza y sabrá dónde encontrarlas, cuándo recogerlas y cómo cultivarlas; aprenderá a preparar remedios que funcionan y también sabrá cómo hacerlas crecer en su huerto o jardín, o incluso en una simple maceta. También dispondrá de la información que necesita para obtenerlas en las herboristerías en la presentación que más le convenga.

Puede pedirlo ahora en este enlace.