Un estudio internacional con participación española ha constatado que los fraudes financieros ocasionan graves problemas de salud, tanto físicos como psicológicos, derivando en una peor calidad de vida en más del 84% de los afectados.

En el informe, centrado en la situación que se vivió en España durante la crisis económica, se ha comparado el estado de salud de 188 personas que resultaron afectadas, tanto por las preferentes como por las hipotecas multidivisas, entre los años 2015 y 2016, con los datos de la Encuesta Nacional de Salud.

Los resultados indican que el dolor forma parte de los principales problemas de salud originados por estos fraudes económicos, afectando a 4 de cada 5 personas que fueron perjudicadas por las hipotecas multidivisas.

Pero además una de cada cuatro personas fue diagnosticada con una enfermedad psiquiátrica desde el mismo instante en que supo lo que había ocurrido, mientras que más de la mitad de las afectadas sufre constantes crisis de ansiedad.

A raíz de estas conclusiones el estudio recomienda que, independientemente de recibir una compensación económica, los afectados también reciban atención psicológica.

Fuente: María Victoria Zunzunegui, Emmanuelle Belanger, Tarik Benmarhnia, Milena Gobbo, Ángel Otero, François Béland, Fernando Zunzunegui y José Manuel Ribera-Casado: “Fraudes financieros y salud: el caso de España”. Gaceta Sanitaria. 2017