Un grupo de científicos ha identificado el umbral a partir del cual las altas temperaturas son mortales si se registran durante más de 20 días al año. No obstante, se trata de un umbral que varía según la relación entre temperatura y humedad. De este modo, en ciertas regiones del planeta se situaría en los 33º C, mientras que en otras zonas en las que la humedad es mayor, con superar los 22º C ya hay riesgo de sufrir hipertermia, que es cuando el cuerpo se calienta pero no puede liberar ese calor a través del sudor, pues la humedad impide que el sudor se evapore.

Estas conclusiones se han obtenido tras revisar 911 estudios realizados entre los años 1980 y 2014, y en los que se ha relacionado el número de fallecimientos (divididos entre distintas regiones del mundo) con las temperaturas que se registraron en el momento de esas muertes. Se constató así que el 30% de la población mundial está expuesta, durante al menos esos 20 días al año, a temperaturas extremas y potencialmente mortales.

Según las previsiones de los científicos, si la situación no cambia, en el año 2100 el 74% de la población mundial estará expuesta a morir debido a las altísimas temperaturas. Pero incluso en el caso de que los países tomen medidas drásticas para reducir inmediatamente las emisiones de CO2, principal causa del calentamiento global, el porcentaje de fallecimientos sólo bajaría hasta el 48%.

 

Fuente: Camilo Mora, Bénédicte Dousset, Iain R. Caldwell, Farrah E. Powell, Rollan C. eronimo, Coral R. Bielecki, Chelsie W. W. Counsell, Bonnie S. Dietrich, Emily T. Johnston, Leo V. Louis, Matthew P. Lucas, Marie M. McKenzie, Alessandra G. Ghea, Han Tseng, Thomas W. Giambelluca, Lisa R. Leon, Ed Hawkins and Clay Trauernicht: “Global risk of deadly heat”. Nature Climate Change. June 2017.